Chinchero

El cine según … Roberto Martínez Bachrich

Milagros Socorro.- 

1)      ¿Qué estrella de cine persiste en su admiración desde su infancia?

Probablemente Sofia Loren. Encarna, como nadie, el rotundo poder de la belleza femenina.

2)    ¿Qué clásico del cine tiene ganada una reputación injusta?

Trato de dar con algún clásico sobrevalorado y no hallo ningún ejemplo contundente. Acaso sirva The Hurt Locker, una película reciente, ganadora del Oscar, que no es un clásico, claro, pero sí un verdadero bodrio.

 

3) ¿Cuál es la película que ha visto el mayor número de veces?

Me han gustado mucho (y por lo tanto las he visto dos, tres o cuatro veces) Ensayo de orquesta, Los pájaros, El desierto rojo, El espejo, Europa 51, Sunset Boulevard, Fanny y Alexander, La nave va, El resplandor, El inquilino (Polanski), Grizzly man, Relaciones peligrosas (Frears), Alien, La edad de la inocencia, Los otros, Hable con ella, Sexto sentido, Crash (Cronenberg), Life of Pi, Las horas, La comunidad, There will be blood, Anticristo (Von Trier), La ciénaga, Bastardos sin gloria, Carácter y Primavera, verano, otoño, invierno y otra vez primavera…, entre muchas otras que justo ahora se me escapan.

4) ¿Cuál es el mal actor (o mala actriz) cuyas interpretaciones usted, sin embargo, disfruta? ¿Podría explicar por qué?

David Bowie. Su presencia rara –fantástica es la palabra justa–, siempre termina imantándome. Es como si donde apareciera Bowie, instantáneamente se lograse una atmósfera peculiar. Pienso en esa horrenda delicia, tan ochentosa, que es The Hunger, donde lo acompañan –magníficas– Catherine Deneuve y Susan Sarandon.

5) ¿Cuál fue la última película cuya proyección abandonó antes de finalizar?

No suelo abandonar la sala, pero me duermo. Para absoluto espanto de mis seres queridos, con quienes me disculpo, me duermo invariablemente en las películas de Woody Allen. A veces, también, en las de Kusturica. Y en todas las películas donde actúa Jim Carrey, excepto The Truman Show. Mi último sueño profundo ocurrió con La vida de Adele.

6) ¿Qué es lo que en verdad no soporta en una película?

Ribeyro decía que no hay que pedirle más de una cualidad a una persona. Yo creo algo parecido de las películas. De las serias y de las que no lo son tanto. Por ejemplo, no suelo soportar los malos diálogos, pero amo un volcán que estalla y hace una escena estrepitosa, bien lograda; o una imagen aterradora que nos pone los pelos de punta; o una actuación maestra que redimensiona todo… Entonces, si la película me convoca, si pacto con ella, me termino olvidando de los malos diálogos, o de las historias inverosímiles, y así… Son elementos intercambiables, según el caso… Hay pésimas películas que tienen, como a su propio pesar, una gran actuación, o una sola, única escena memorable: ya eso las salva para siempre. Puede que el resto de la película se desgaste o envejezca rápidamente, pero algunos momentos en ella no. Esto me pasa con muchas películas menores de Alfred Hitchcock. Quizás como totalidad no sean gran cosa, pero siempre hay un momento, o dos, o con suerte incluso tres, verdaderamente magistrales. También es que a mí me gusta mucho el cine de horror sobrenatural, las películas de grandes catástrofes y la ciencia-ficción. Y se trata de géneros en los que uno aprende a perdonar muchas cosas a cambio de uno o dos grandes momentos. Por ejemplo, en el cine de horror, Dario Argento casi nunca logra grandes películas completas, pero sí grandes escenas (algunas extraordinarias), aquí y allá. O, un director mucho más joven, Alexander Aja, ha escrito y filmado varias películas interesantes. Pienso en Mirrors, que no es una gran película, ni es sabia, ni es bella, ni es divertida, es más, a ratos es mucho más horrible de lo necesario (no se la recomiendo a espectadores sensibles), y sin embargo logra en dos o tres ocasiones aterrorizar al espectador de una manera efectivísima, y se sostiene –la historia toda– sobre una estructura narrativa que resulta sumamente eficaz (sus películas, en general, tienen este logro). En fin…

7) ¿Ha copiado alguna vez un modelo de vestido, un peinado, un gesto o una actitud de algún actor o actriz?

Conscientemente, al menos, no. Debe ser por eso que va tan mal la vida…

8) ¿Cuál es la película con la que más ha llorado?

Creo que Las noches de Cabiria, de Fellini. Es devastadora.

9) ¿Cuál es la película que más lo ha hecho reír?

La muerte le sienta bien, de Zemeckis, me arrancó estruendosas carcajadas. Los mismo que Mujeres al borde de un ataque de nervios, de Almodóvar, aunque hace mucho que no la veo. Recientemente vi una película japonesa, Despedidas, de Yojiro Takita, que claramente no es una comedia, pero tiene escenas en verdad hilarantes.

10) ¿Cuál es la peor película que ha visto en su vida?

Creo que Escenas en un centro comercial de Woody Allen.

11) ¿Se ha enamorado alguna vez de un actor o actriz?

Claro, de Sofía Loren en el último episodio de Ieri, oggi, domani. Perdidamente.

12) ¿Qué parlamento de película suele citar en sus conversaciones?

De niños, con mi hermano y mi hermana, nos repetíamos frecuentemente y sin mucho sentido, en cualquier inoportuno y arbitrario lugar de la conversación (lo que, claro, lo hacía tan divertido), parlamentos de algunas películas de Disney: los parlamentos del loro sobre ir a Bahía en Los tres caballeros; el diálogo de los buitres sobre qué van a hacer (y nadie sabe), en El libro de la selva; los discursos del Sombrerero loco en Alicia en el país de las maravillas… Eran muchos más, pero esos son los que recuerdo… Más recientemente, suelo citar –en broma, claro–  cuando alguien alza la voz, entra en cólera o me quiere tragar, lo que en Samurai, de Inagaki, le grita Takezo (Toshiro Mifune), desde el árbol en que lo han colgado, al monje zen que será su maestro. Takezo no quiere sermones, no quiere “educarse”, sino morir de una vez según el viejo código. Y el sacerdote (que tiene un largo plan para él) anda dándole lecciones desde abajo, desde el suelo, así que el joven samurai le ruega furioso: “Decapítame”.

13) ¿Quiénes son la actriz y el actor que más admira en la actualidad? Y explique las razones de su preferencia.

Glenn Close me parece una gran actriz. O al menos lo fue en una etapa: desde que interpretó a la enamorada psicopática de Atracción fatal (su actuación salva la película) y hasta su inolvidable Marquesa de Merteuil en Relaciones peligrosas. Después de eso, me parece, no ha tenido suerte con los papeles que le tocan. También están Kathy Bates, Meryl Streep, Judi Dench, Emma Thompson. Y entre los actores, Ian Mckellen, Daniel Day-Lewis, Anthony Hopkins, Jack Nicholson. La razón es siempre la misma: todos dejan de ser quienes son y se convierten en un otro absolutamente creíble y diverso de su último otro anterior, de todos sus otros.

14) ¿A cuál actor o actriz no le encuentra ningún atractivo… a pesar de que su pareja y/o amigos insisten en que es lo máximo?

Penélope Cruz, Tom Cruise y George Clooney suelen parecerme aburridísimos cuando actúan. Una y otra vez. Los veo actuando y bostezo. Deberían ser modelos, les digo. Pero no me oyen.

15) ¿Le han propuesto alguna vez que aparezca en una película? Si la respuesta es afirmativa, por favor, relate el asunto.

Aparecí una vez. Era un cortometraje filmado en Turín por Davide Vanni, un compañero de estudios. Se llamaba Perspectivas. Una cosa experimental, como en dos o tres tiempos. En uno de esos tiempos salía yo caminando por las calles invernales de la ciudad, fumando y leyendo algo en español (sólo por eso me eligieron, claro está) sobre las puertas que se abren y se cierran. A mí me parece que Davide tenía una mirada interesante como cineasta, los compañeros del curso lo veíamos, todos, como una joven promesa del cine italiano, sin embargo, creo que después abandonó: se dedicó a la gastronomía: ese otro cine para el paladar.

16) ¿A qué estrella de cine suelen decirle que se parece?

Cuando era flacucho me decían que me parecía a Klaus Kinski. Que tenía el rostro perfecto para perder la razón y entregarme a la ira, a la cólera de Dios… Los he defraudado, me temo.

17) Cuando se lleve al cine su vida, ¿qué genero preferiría? ¿quién le gustaría que la dirigiera? ¿qué actor le gustaría que hiciera su papel? ¿qué actores y actrices quisiera que estuvieran en los otros roles? ¿cómo empezaría la película y cuál sería la escena cumbre?

Mi vida es aburridísima. Y los dos o tres grandes directores de películas aburridas que tuvo el siglo XX ya están muertos. Habría, entonces, que reinventar esa vida completamente en clave cómica o de horror barato. Algo tipo Mars attacks, de Burton. Pero yo les dejaría entera libertad al guionista y al director para todo. Eso sí, el fracaso está cantado: será rotundo.

18) ¿Qué película está ligada a su vida (por cualquier motivo)?

Blue velvet de Lynch está ligada a un episodio particularmente incómodo en una sala de cine. Pero nada, digo yo, que merezca la pena contar.

19) ¿Cuál es la historia que el cine nacional debe filmar cuanto antes?

Siempre me ha parecido que de Sangre patricia, la novela de Díaz Rodríguez, podría hacerse una gran película. Desde los primeros capítulos –el cadáver de la hermosa muchacha que lanzan al mar–, me parece que estamos frente a una historia absolutamente cinematográfica. Las escenas submarinas, creo yo, podrían ser memorables (preciosas y espeluznantes). Eso sí, me temo que tendría que ser una superproducción.

20) ¿Cuál es la única razón por la que usted no es una estrella de cine?

Soy un pésimo actor, así que por ese lado nunca hubo esperanza. Por otro lado, alguna vez quise escribir guiones (un gran guionista es también una estrella –secreta, discreta– del cine). Me hubiera encantado adaptar para la pantalla, por ejemplo, los Comentarios reales del Inca Garcilaso… Quizás es mucho para una película, pero sería, sin duda, la mejor serie de TV de la historia. Mejor, incluso, que Six feet under (lo que es casi imposible). Lamentablemente, el guión es un género que no se me da para nada (ya no lo seguiré intentando). Mi relación con el cine, ya se ha visto, es y será siempre la de mudo y feliz espectador.

@MilagrosSocorro

2 comentarios en “El cine según … Roberto Martínez Bachrich

  1. Pocas personas conocen o aprecian a Dario Argento, creo. Tanto me impactaron sus películas, y como dice Roberto, que las sigo viviendo y viviendo todos los días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *