jacobo-penzo

El cine según… Jacobo Penzo

Milagros Socorro

Jacobo Penzo, presidente de la Cinemateca Nacional.

-¿Cuáles son las película con las que más ha llorado y se ha reído?

Llorado: Cinema Paradiso, de Giuseppe Tornatore. Reído: ¿Dónde está el piloto?

– ¿Qué clásico del cine tiene ganada una reputación injusta?

Iván el terrible es una de las películas mas sombrías, aburridas y artificiosas que he visto en mi vida. Sobre esta obra planea la siniestra sombra de Josef Stalin, quién presionó y aterrorizó todo el tiempo a Eisenstein, su realizador. Sin embargo, es considerada por muchos como una obra maestra.

Creo que a pesar de que se dejan colar algunos buenos momentos típicos del director  -baste recordar la procesión en la nieve con el perfil del temible Zar en primer plano-, la fama de este film se debe al gran prestigio que había alcanzado Eisenstein y a la innegable fastuosidad de su producción.

– ¿Cuáles son los malos actores cuyas interpretaciones usted, sin embargo, disfruta?

-Steven Segal construye escenas de tal absurdidad que solamente él podría interpretar. La violencia de sus personajes es a veces es tan extrema que roza el verdadero grotesco, género tan respetable como cualquier otro. Surge entonces una suerte de ironía no deliberada de la que me cuesta creer que Segal no esté consciente. Chuck Norris es el único sobreviviente activo del viejo Western; que el mítico vaquero sea ahora un simple Ranger convencional en una serie de TV no lo desmerita. A fin de cuentas, hay que ganarse la vida. Dennis Rodman no actúa, pero tiene tanto carisma que es siempre un placer verlo “intentando” actuar. En cuanto a Madonna, sus pésimas actuaciones no me importan, es un placer verla.

– ¿Cuál es la película que ha visto más veces?

Casablanca. Este film surge tan naturalmente como una planta de extraña belleza entre la vegetación más bien silvestre de la industria del cine. Es un milagro del arte, con el agregado de que nadie se propuso con ella hacer un gran film. Ni Michael Curtiz, el director-un asalariado más en la cadena de montaje de Hollywood- se dio cuenta de que había realizado un film maravilloso hasta mucho después de haber terminado su trabajo. Casablanca resume el siglo XX: guerras atroces, idealismo, solidaridad y un persistente romanticismo. En los tres personajes centrales se concentra, con arte y sin retórica, el drama del individuo en el mundo moderno.

-¿Qué actores le gustaría tener en su próxima película?

-Willem Dafoe, Penélope Cruz, Javier Bardem, Andy Mc Dowell.

– ¿Qué es lo que en verdad no soporta en una película?

-Alguien detrás haciendo comentarios.

– ¿Qué película le mostró que el cine sería su oficio y su destino?

-Uno de mis primeros encuentros con el cine lo recuerdo con horror. Tenía unos siete años y al entrar a una sala me encontré con las imágenes de una  masacre  espantosa: un grupo de soldados disparaba a quemarropa contra gente indefensa. Y entre las víctimas había un bebé. Aquello me produjo pesadillas durante una semana. Años después descubrí que lo que había tomado por un viejo noticiero era la famosa escena de la escalinata de El Acorazado Potemkin. Me imagino que era una promoción de algún festival de cine ruso. Sin embargo, el film que me acercó definitivamente al cine fue Los cuatrocientos golpes, de François Truffaut, que narra la peripecia traumática de un niño. Como yo había tenido también una infancia difícil, sentí que el cine podía reconciliarme con mi propia historia.

– ¿Qué secuencia, de qué película, es su favorita?

– Una escena entre Richard Basehart y Giulietta Massina, en La Strada, en la que él le explica porqué aún las expresiones del mal tienen una función en la vida.

– ¿Cuál es el mejor minuto del cine venezolano?

-El minuto de tensión sin palabras entre Pedro Laya y un personaje secundario en Cuando quiero llorar no lloro. El cine nacional peca de retórico y aquel único minuto, jamás repetido en ninguna otra película y que muy pocos recordarán, sigue siendo para mí un hallazgo.

– Usted tiene fama de ser el cineasta venezolano que más va al cine. Después de haber visto tantas películas, ¿por qué insiste?

-La esperanza es lo último que se pierde.

– ¿Cuál es la historia que el cine nacional debe filmar cuanto antes?

-La esquizofrenia de un pasajero del metro.

Un comentario en “El cine según… Jacobo Penzo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *