Taller crítico ̶...

R.J.LOVERA DE-SOLA “Ese texto(Una atmósfera de viaje)…era uno de los  primeros que habrían de escribir y publicar venezolanos de su generación para conjurar, para hacer más clemente y llevadera la caminata por el desierto” Elisa Lerner, Caracas: 27-9-2008 “es escritor porque no lo...

Mi madre llora en el...

Milagros Socorro Las viviendas provisionales que se arma la “gente del monte” en la Sierra de Perijá se llaman cambuches. Se trata de una especie de carpas livianas, muy fáciles de montar y desmontar, que suelen instalarse en el descampado o en las numerosas cuevas que ofrece la...

Si veis que a veces ...

Milagros Socorro I Había un acto en el auditorio de la Facultad de Humanidades. No recuerdo qué se estaba tratando. Desde luego, no era una proyección de cine ni un montaje teatral porque lo que sí recuerdo claramente es que en el escenario había una mesa y, acomodados en ella, varios...

Sobre mi infancia

Milagros Socorro Estas son mis respuestas a un cuestionario enviado por la revista Estampas, edición del Zulia. -Nací en la clínica D’Empaire, en Maracaibo. Mi familia estaba residenciada en Machiques, al pie de la Sierrade Perijá, zona ganadera donde había estado por varias...

Luz Marina Rivas: So...

La mismidad de la otredad en Cuentos guajiros de Milagros Socorro Luz Marina Rivas Universidad Central de Venezuela luzmarina.rivas@gmail.com luz.rivas@ucv.ve (…) una joven médica, todavía titubeante al plantarle cara a la muerte, era una primeriza descarriada de una antiséptica sala de...

La herencia / El Nac...

La herencia Milagros Socorro Es incalculable. Mis tres hermanos y yo debemos ser en este momento los latinoamericanos más ricos del mundo. Mi padre murió el domingo a las nueve y doce minutos de la noche dejándonos esta rara paz y estas lágrimas de orgullo, de gratitud, de reconocimiento...

Entrevista a Milagro...

Gloria Majella Bastidas  -¿Cómo se imagina que será el ejercicio periodístico en un escenario como el del socialismo del siglo XXI, que no sabemos exactamente lo que es pero que, desde ya, va acompañado de sospechosos ingredientes, como la reelección indefinida, la subordinación de la...

Mi padre y las fuent...

Para mis hermanos, incluida Jacqueline Goldberg Milagros Socorro Mi padre era perijanero. Era venezolano de tercera generación, descendiente por ambas ramas de isleños asentados en tierras de vocación agrícola y pecuaria, al pie de la Sierra de Perijá. Igual que él, sus padres y sus...

Sangre en la oscurid...

Milagros Socorro Un gato venía, por lo general, a subir el volumen de mi terror. Después, mucho después, me enteraría de que su aullido no obedecía a la contemplación de los mismos espectros que a mí me hacían temblar bajo las sábanas. Pero en esa época estaba convencida de que las...

El eco de la Sierra

Milagros Socorro En la frontera las cosas son distintas. Como todo está así, tan junto, tan mezclado, tan caóticamente emparentado, es preciso trazar rayas de cal que distribuyan unos límites que la proximidad territorial desdibuja. Las señoras, pongamos, son las señoras; y las...