Declaracion-de-guerra

Declaración de guerra

Milagros Socorro 

Ante el silencio alcahueta de los jefes de Estado presentes en  la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y de la Unión Europea (UE), realizada esta semana en Santiago de Chile, el dictador cubano Raúl Castro amenazó a la oposición venezolana y la insultó calificándola de golpista. Ni una sola voz se alzó para reprochar, aunque fuera tímidamente, el atropello perpetrado por un individuo que se encontraba allí sin haber sido elegido por la voluntad popular; y que, muy lejos de eso, es presidente de Cuba por vía hereditaria, tras la dimisión de quien ha estado en el poder por más de medio siglo.

Ni uno solo de los presentes recordó que Chávez, cuyo régimen estaba defendiendo Castro de supuestas “amenazas de los sectores violentos”, irrumpió en la escena pública al encabezar un golpe de Estado contra Carlos Andrés Pérez, cuya integridad física contemplaba violentar la felonía. De seguro alguno de esos mandatarios o sus organizaciones políticas recibieron en algún momento el apoyo del presidente Pérez, de Acción Democrática y de la democracia venezolana; y, con toda certeza, estos factores constituyeron un respaldo para las democracias adscritas a Celac y UE, al tiempo que un firme repudio a los gobiernos de facto y toda forma de totalitarismo que asolaron muchos de esos países en su momento. Todo eso se ha borrado de la memoria de quienes hicieron la claque de Raúl Castro en Santiago. Y, hasta donde se sabe, ni un solo chileno susurró una reivindicación para Carlos Andrés Pérez, presidente de Venezuela cuando se trazó “la autopista del sur”, una vía virtual, construida con solidaridad e inmensa generosidad para recibir a los perseguidos por las dictaduras militares del cono sur.

Desde luego, no hubo allí, tampoco, un venezolano que se le plantara a Raúl Castro y le exigiera respeto para la fuerza opositora democrática, que, contra todas las triquiñuelas, obtuvo más de seis millones de votos en octubre pasado. Los venezolanos que adversan a Chávez no tuvieron, en ese escenario internacional, un equivalente de José Luis Rodríguez Zapatero, quien puso en su lugar a Chávez, en la XVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado, celebrada también en Santiago de Chile, en noviembre de 2007, cuando el golpista del 92 lo interrumpió para insultar a al ex presidente del Gobierno español José María Aznar, desde luego, en ausencia de este (no se sabe que Chávez haya injuriado a alguien en su cara). Rodríguez Zapatero lo paró en seco recordándole que Aznar “había sido elegido por españoles” para quienes exigía respeto. Dado que Chávez siguió vociferando, el rey Juan Carlos lo conminó a la moderación con la famosa frase: “¿Por qué no te callas?”.

Es evidente que Raúl Castro, aferrado con uñas y dientes a la limosna que le mata el hambre, aprovechó la tribuna para desplegar un desesperado intento de intimidar a la oposición venezolana. Es un acto de gran torpeza del hermanito segundón, no solo porque deja muy claro que el personaje de Chávez es una creación de Cuba, de donde provenía no solo el guión de su proceder sino, incluso, el discurso letra por letra. Prueba de ello es que, al encontrarse inhabilitado por la enfermedad para hablar, los Castro lo hacen en su lugar con idéntica entonación y fraseo, un libreto tallado en piedra desde que Chávez era un simple arañero, que no soñaba con llegar al poder izado sobre esa ola de resquemor hacia la democracia, que cada cierto tiempo segrega autócratas.

Lo más grave es que la afrenta supone una declaración de guerra a los demócratas venezolanos, víctimas de las constantes agresiones de Chávez, quien tiene el respaldo de la mitad del país. A Raúl Castro solo lo endosa la voracidad por el petróleo venezolano. Cómo va a esperar consideraciones y alguna piedad quien tan groseramente se jacta de tener derechos sobre Venezuela y de tratar a este como lo ha hecho con la pobre Cuba, arruinada y reducida a una posición mendicante.

Los Castro se han cansado de atentar contra los gobiernos de todos los países representados en Celac-UE: les han plantado guerrilleros, mecanismos de inteligencia, traficantes de drogas, marfil, piedras preciosas, armas… y ahí estaban aplaudiendo a uno de los más conspicuos violadores de derechos humanos.

Con esta bofetada a la soberanía de Venezuela, Raúl Castro ha ido demasiado lejos. Ya lo veremos lamer el zapato de aquel que ayer vilipendió y mañana será su acreedor.

 

Publicado en El Nacional, el 2 de febrero de 2013

 

6 comentarios en “Declaración de guerra

  1. Milagros!!!! Que amargas verdades mija querida. Felicito tu mente clara y libre . Te abrazo por tu valentia! Me enorgullezco de ser venezolana y te deseo lo mejor para siempre.

  2. ….como deseo que hasta el mas de los pequeños de los que saben leer en el Pais de Simón Bolivar (1742 -1830) leyera este escrito de Ud , Sra.Socorro.! y ver si por lo menos se le despierta míseramente aunque sea; los valores de la nacionalidad que en estos ultimos años y que por engaño del mas puro se han como sustraido…..desde y por alguienes fuera de nuestra indole!

  3. Milagros, te felicito, por tu entereza, y lo claro de tu pensamiento ,me complace que seas tan valiente!!!!Recibe un gran abrazo !!

  4. La excelencia del artículo es directamente proporcional a la ignorancia por el común de los venezolanos, de las verdades allí expuestas. Siento desolación e impotencia ante tanta vileza e impunidad ¿Algún día la comunidad internacional hará justicia con nuestra Patria?

  5. No le falta ni le sobra nada a esta nota de Milagros Socorro. Todo lo que hay que recordarle al tirano y a los chulos políticos del mundo sobre la Satrapía comunista del Caribe y sobre e
    l crimen continuado cometido contra la democracia venezolana.

  6. Un dia no muy lejano y que yo pueda regresar a venezuela voy introducir al Tribunal Supremo de Justicia un AMPARO CONSTITUCIONAL para que sea exumado los restos del difunto Hugo Chávez Fria asesinado con premeditación y Alevosía por estos tres Criminales Fidel Castro Raul Castro y el Asesino Mayor Usurpador y colombiano seria para mi una verguenza escribir su nombre desde hace mas de 15 anos se estuvo planificando la toma del gobierno de venezuela para esto se preparo a este asesino colombiano ya que no podian permitir para esta macabra decisión que el actor fuera venezolano ya me encargare de demostrar todo lo que aqui dijo al igual que la muerte del presidente chavez que ocurrió el 30 de Diciembre del 2012 estando presentes sus dos hijas pero que nunca se enteraron de la muerte de su padre como tampoco los mandatarios que lo.visitaron para ejercer todo lo que vino despues decretos nombramiendos etc se valieron de una firma en deposito esta a pedido de los Asesinos Cubanos que les hicieron ver la necesidad que habia para dejar tal firma debo tambien informar que ya los ultimos anos del comandante en cuba estaban siento incomodo para el regimen cubano ya que a pesar de todo los que este permitio a los cubanos nunca hubiera permitido la toma del poder en venezuela como este ASESINO CRIMINAL USURPADOR Y COLOMBIANO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *