Humillación-Infinita

Humillación infinita

Milagros Socorro

El castellano de Venezuela es hoy una lengua muerta: la sociedad no tiene manera de decir basta. No hay, en el lenguaje o en algún sistema abstracto (incluidas las leyes y las instituciones), forma eficiente de detener esta degradación desenfrenada.

La conversación entre un coronel de las fuerzas armadas cubanas y Mario Silva, sicario de Hugo Chávez, a quien este encargaba de perpetrar sus asesinatos morales, ha puesto a Venezuela frente a una realidad que el país intentó por todos los medios desconocer: hemos sido ocupados por una impotencia extranjera. Los hijos de los libertadores del siglo XIX hemos sido colonizados por una islita hambreada, presa de una tiranía de más de medio siglo, destino turístico sexual de Europa e incubadora de un patético destino humano: la jinetera y su intrincada red de chulos.

Esta vergonzosa certeza se había mantenido elusiva, pese a la presencia indisimulada de agentes del castrismo en todos los estratos del poder, incluidos las fuerzas armadas, todos los ministerios, los registros mercantiles, las oficinas de extranjería y, naturalmente, los dos jefes de Estado que ha dado el chavismo cuya cautividad de La Habana es evidente en el acento antillano con que hablan. Lo teníamos delante. Era cotidiano, agobiante, abyecto e ignominioso. Y, sin embargo, se mantenía subterráneo.

Ese diálogo de bandoleros que tuvimos que tragar es la evidencia definitiva, la demostración concluyente que no podremos soslayar, de la deshonra que nos tizna. A presenciarlo, con bombos y platillos, nos invitó la oposición democrática, a través de los reiterados mensajes de Henrique Capriles, quien voceaba en las redes sociales como quien empuña un megáfono para publicitar, en las calles de una aldea, la inminente función de circo. Con innecesario y pueril suspenso, la grabación fue anunciada como si se tratara de un logro de la oposición, del país, de algún venezolano, de algo positivo que por fin hubiera ocurrido. Muy lejos de eso, era el reventón de un pozo séptico que en su estallido no solo dejó pringado al presidente de la Asamblea Nacional, cubierto de insultos y de imputaciones, al Ejército de Venezuela, a muchos altos oficiales de la fuerza armada, al Consejo Nacional Electoral, al partido de gobierno, a ciertos directivos de VTV, al Presidente de la república impuesto por el CNE, a la primera dama… no solo enterró a estos en una montaña de vituperios, sino, lo más importante, es que aplastó al pueblo venezolano al restregarle en la cara su subordinación a los Castro y su soldadesca.

Lo más prominente del monólogo de Silva es la constatación, por boca del gran vocero del chavismo (después de Fidel Castro y Hugo Chávez), de que en Venezuela no se mueve una hoja sin aprobación de los Castro y sin que suponga un beneficio para su régimen. Los recursos de Venezuela, sus instituciones, sus tradiciones democráticas, culturales y espirituales, la dignidad de los venezolanos, lo más sagrado de la república, todo es leña para la hoguera que mantiene tibios los cadáveres insepultos de los Castro. Nuestro país es bodega para el saqueo cubano, con la connivencia, naturalmente, de sus cómplices locales. El Presidente es un bobo que ellos naricean. La industria petrolera es botín que ellos controlan.

No es la primera vez que la tiranía cubana pone en riesgo sus intereses de ultramar por esa necesidad de jactarse del dominio que ejercen sobre otros países. Mucho de eso ocurrió en la isla de Granada, donde se cebaron como garrapatas e hicieron exhibición de su asalto hasta extremos intolerables… O en el Chile de Allende, donde Fidel Castro no solo distribuyó sus comisionados sino que se instaló por tres semanas, recorrió el país, se permitió manifestar su escepticismo frente a la vía pacífica de Allende y, en el acto de despedida del Estadio Nacional, insultó a la oposición chilena.

Por algún vericueto de su perversa psicología, a los cubanos no les basta ejercer su hegemonía, necesitan aún prendas de vejación. Ya las tienen. No nos han ahorrado afrentas. Tanto se han llevado que también nos han dejado sin las palabras necesarias para consolar el alma lacerada y dar inicio al relato que contribuya a suturar el país malherido.

 

Publicado en El Nacional, el 26 de mayo de 2013

 

 

12 comentarios en “Humillación infinita

  1. Nuestra verguenza es indecible. Tiene usted razón. Nuestro español no es suficiente para describirla. En mi adolescencia pude observar la exagerada admiración de muchos de mis compañeros por las imágenes de Fidel y el Ché. Luego por Allende y Neruda. Silvio Rodriguez y otros personajes públicos de lo que parecía una romántica revolución. Nunca fui capaz de captar la magnitud de esa admiración; tanta que llegó al extremo de anular hasta la propia virilidad de muchos de mis conocidos. Con profundo asco y repulsión durante estos quince años he visto como esa desviación empujó a tantos de nuestros varones, que no tanto a nuestras hembras, a correr a entregarse postrados ante la subyugación que sienten por sus héroes. Cuando esos machos dominantes intentaron colonizar nuestra tierra, fueron humillantemente derrotados por nuestros varones uniformados de entonces. A estos colonizados en verdad nadie vino a colonizarlos. Ellos fueron a entregarse de manera voluntaria; cautivados por los desplantes arbitrarios de sus héroes; sin ninguna vergüenza; en afeminados alardes de arrobamiento. Por eso y por mucho más nuestra vergüenza es indecible. Sobre todo porque no son solo ellos; sino porque millones, tan enamorados como ellos, los han elegido y reelegido para que los representen en esa rara e indecible orgía de sodomía geopolítica. En verdad. El idioma quedó insuficiente.

  2. Hoy me he sumado a los seguidores de esta insigne periodista. Su articulo “Humillacion Infinita” me saco lagrimas de los ojos como un venezolano que ama inmensamente a su pais. Adelante amiga. Seguiremos luchando por este maravilloso pais.

  3. Exelente articulo, ojala que la otra mitad de venezolanos lo lean y entiendan que realmente hemos sido invadidos por otra nacion, gracias a el entreguismo que han mostrado algunos sectores de nuestra sociedad civil y militar.

  4. Desde que supe que la data de la ONIDEX, que los maestros eran supervisados por Cubanos (hace unos 10 años) alerte, dije, proteste sobre la pérdida de soberanía, la entrega del país a Cuba, pero lo que encontré fue indiferencia y miradas de asombro: “usted exagera”, eso no es así. y tristemente hoy digo “yo lo dije” tenía razón.

  5. Esta insigne periodista, ha puesto con este articulo, la triste relidad que vivimos los Venezolanos humillados en su orgullo por una islita que no es mas que una hacienda de los castro, quienes antes de la entrega de la patria por HCHF, eramos orgullosos de mostrar nuestra soberania politica, con una democracia que aunque imperfecta, perfectible. Esta secta del delito que gobierna no son y nunca seran Socialistas ya que se han aprovechado de la renta petrolera y del hambre de un pueblo ingenuo y sumiso al dinero, principal enemigo de Nuestro Dios, al cual mantienen con migajas como se atiende una mascota perruna. La destruccion de los valores y el orgullo de valores en los Venezolnos, ha hecho que perdamos todo lo que un ser humano puede apreciar, la confianza como hombre, la confianza en Dios y su independencia como pais. La iglesia catolica y todos los Cristianos, estamos comprometidos por el Evangelio de Jesus, a rescatar esos valores, mediante la educacion religiosa a fin de que los venezolanos podamos reencontrar la senda de la dignidad y el amor al progimo como a si mismo, unica forma de grorificar y honrrar el sacrificio de Jesus. Felicitaciones Milagros.

  6. El articulo es maravilloso , directo y verídico. la foto del sicario no debio estar alli. Ha debido estar una foto de la futura Venezuela, porque tiene que venir!!!!!

    Al Sr Omar le comento que si alguna esperanza queda en nuestra amada Venezuela es el grupo de la población que aún tiene valores e integridad y es con esto con lo que contamos. El camino seria largo pero seguro.
    Y otro comentario: Es cierto que Venezuela en su mayoria es católica, sin embargo las oraciones deberán unirse a traves de todas las religiones….
    Gracias a la periodista Milagros Socorro por ser tan brillante y valiente!!!!

    Saludos

  7. Felicitaciones y agradecimiento a la periodista Milagros Socorro pòr ser brillante, directa y valiente. La foto del sicarrio no debio estar al lado del articulo, debio estar una foto de la futura Venezuela, porque vendrá, cuando el grupo de la sociedad que aun conserva valores e integridad, se manifieste mas aun… camino largo pero seguro…

  8. Felicitaciones y agradecimiento a la periodista Milagros Socorro por ser brillante, directa y valiente. La foto del sicario no debio estar al lado del artículo, debio estar una foto de la futura Venezuela, porque vendrá, cuando el grupo de la sociedad que aun conserva valores e integridad, se manifieste mas aun… camino largo pero seguro…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *