Para Milagros

El cine según… Salvador Fleján

Milagros Socorro.- Salvador Fleján es escritor venezolano. Narrador, cronista y guionista. Sus cuentos se encuentran recogidos en varias antologías nacionales e internacionales. Es autor de los dos volúmenes de relatos: Intriga en el Carwash; y Miniaturas salvajes, así como de Ruedalibre: crónicas inoxidables.

–¿Qué estrella de cine persiste en su admiración desde su infancia?

–Sean Connery, sin dudas. Cuando vi El Dr. No me prometí a mí mismo que algún día sería como él. Aún trabajo en ello, lo malo es que en el camino se han atravesado Clint Eastwood, Gene Hackman, Steve MacQueen y Paul Newman, tipos a los que intento imitar a diario.

–¿Qué clásico del cine tiene ganada una reputación injusta?

–A mí me parece que Gigante es una película sobrevalorada. Al igual que me parece que James Dean es un actor sobrevalorado.

–¿Cuál es la película que ha visto el mayor número de veces?

–Son varias, y, sospechosamente, la mayoría son musicales: Siete novias para siete hermanos (una peli de mediados de los 50, que RCTV repuso hasta el hartazgo en los 70); Leven anclas y El ladrón de Bagdad (por las mismas razones de la primera); Grease (Vaselina); Duro de matar y Arma mortal las veo cada diciembre desde su estreno. Fiebre del sábado por la noche, Tiburón y Terminator II también compiten por el campeonato. Pero hay otras, La aventura del Poseidón, Dirty Dancing y Reto al destino (An Officer and Gentleman) están metidas en los papeles.

–¿Cuál es el mal actor (o mala actriz) cuyas interpretaciones usted, sin embargo, disfruta?

–Peter Sellers no creo que sea un genio de la actuación ni nada que se le parezca, pero La fiesta inolvidable es algo que lo redimirá para la historia.

–¿Cuál fue la última película cuya proyección abandonó antes de finalizar?

–Una película judía, que creo me la recomendó mi comadre Violeta Rojo. Trata sobre un escritor maduro que tiene problemas con el padre, o algo así. El cuento no lo sé echar completo porque me salí a los quince minutos. Una cosa horrible.

–¿Qué es lo que en verdad no soporta en una película?

–La intensidad. Las viudas y viudos de Tarkovski. Los finales donde te lo explican todo en los últimos diez minutos de cinta con una musiquita que te dice: “Viste, güevón, que ni siquiera te diste cuenta de este giro arrechísimo”. Los guiones “rompedores” donde te cuentan la peli de atrás para adelante, como si eso fuera algo nuevecito. Querer hacer algo “tipo Lynch”, pero con una gente toda fea de Catia. ¡Catia no “tiene melao” un carajo!, bájense de esa nube. No soporto al Chalbaud rojito y sin burdel. No soporto a Angelina Jolie en su totalidad. Tampoco el cine francés donde los actores se fuman siete cajas de cigarros en una escena y luego pretenden sexo anal. Las viudas y viudos de Lars Von Triers, Bertolucci, Jarmusch, etc. Por último: no soporto que una película no me mienta.

–¿Ha copiado alguna vez un modelo de vestido, un peinado, un gesto o una actitud de algún actor o actriz?

–Más que en el cine, es en la TV donde más ha ocurrido. Cuando tuve plata y uso de razón, siempre intenté seguir el estilo de Don Jhonson en Miami Vice. Según unas fotos que conservo en un álbum secreto de la época, creo que lo logré. En alguna ocasión tuve una colección de camisas como las que usaba Charlie Sheen en Two and Half Men.

–¿Cuál es la película con la que más ha llorado?

–Odio llorar viendo una película porque evidencia lo sensiblero y ridículo que soy. Sin embargo, es un gen que heredé de mi padre, quien fue un gran llorón de películas. Últimamente me ha dado por llorar con películas de dibujos animados. Yo las llamo “Moco Pixar”.

–¿Cuál es la película que más lo ha hecho reír?

–También son un bojote, porque soy aficionado a las comedias. Aquí una lista breve y no exhaustiva: El mundo está loco, loco, loco, loco; La venganza de los Nerds; Odd Couple (la original con Lemmon y Matthau), Liar Liar, Hangover (la primera); ¿Dónde está el piloto?, Loco por Mery, cualquiera de Mel Brooks y cualquiera de Billy Wilder. Cualquiera de Lesli Nielsen.  Zombieland.

–¿Cuál es la peor película que ha visto en su vida?

–Está por filmarse y será una Biopic sobre ustedes saben quién. Es venezolana y va a haber muchos exteriores en el llano.

–¿Se ha enamorado alguna vez de un actor o actriz?

–Mi primer amor fue Yvonne De Carlo en una versión de Simbad que vi cuando tenía como once años. Esa mujer era bellísima. Hasta de Lily Monster era preciosa.

–¿Qué parlamento de película suele citar en sus conversaciones?

–De nuevo apelo a la televisión, esa gran madre: “Cuando tocaban a mi puerta yo me aterrorizaba. Ahora soy yo quien toca”, Heisemberg-Walter White en Breaking Bad. “Sterling Cooper tiene más artistas e intelectuales fracasados que el Tercer Reich”, Don Draper en Mad Men.

–¿Quiénes son la actriz y el actor que más admira en la actualidad?

–Recientemente vi una gran actuación de Kate Blanchet que me estremeció. Una actriz enorme. Pero creo que aún no es suficiente para destronar a Jane Fonda, a quien adoro. En el segmento caballero, me inclino por Leo DiCaprio, a quien cada vez le creo más en la pantalla. DiCaprio tiene un lado malévolo que todavía no ha explotado a cabalidad.

–¿A cuál actor o actriz no le encuentra ningún atractivo… a pesar de que su pareja y/o amigos insisten en que es lo máximo?

–De verdad que no me explico qué carrizo le ven a Angelina Jolie. A mí me parece un pollo hervido y sin sal.

–¿Le han propuesto alguna vez que aparezca en una película?

–No, pero puede ser…

–¿A qué estrella de cine suelen decirle que se parece?

–Me asocian con boxeadores, pero mucha gente ociosa suele compararme  con Samuel L. Jackson.

–Cuando se lleve al cine su vida, ¿qué genero preferiría? ¿quién le gustaría que la dirigiera? ¿qué actor le gustaría que hiciera su papel? ¿qué actores y actrices quisiera que estuvieran en los otros roles? ¿cómo empezaría la película y cuál sería la escena cumbre?

–La comedia, obviamente. Me gustaría que la dirigiera Ivan Reitman o John Landis. No quisiera que Samuel L. Jackson fuera yo: ese negro es demasiado malandro. Pienso que Cuba Godwin Jr. (si aprende a hablar caraqueño) lo haría estupendo. En esa peli me encantaría que estuvieran un combo de estrellas como en La vuelta al mundo en ochenta días u Ocean Eleven. La escena comenzaría con mi papá dejándome en el kínder en mi primer día. Una situación que él no supo manejar bien. Y como escena cumbre, el momento en que regresé con las tablas en la cabeza de USA.

– ¿Qué película está ligada a su vida?

–También está por filmarse y trata sobre tres relatos que están en mi primer libro, Intriga en el Carwash. La película se encuentra en preproducción en estos momentos. Más autobiográfica imposible.

–¿Cuál es la historia que el cine nacional debe filmar cuanto antes?

–El cine nacional no tiene las ganas, el presupuesto ni los requerimientos técnicos para dejar un registro cinematográfico de ese monumento de novela de Federico Vegas llamado Falke, que trata de uno de los períodos más dolorosos de la historia venezolana como fue la resistencia civil contra el tirano J.V. Gómez. Pero esa sí sería La Película.

–¿Cuál es la única razón por la que usted no es una estrella de cine?

–¿Soy tartamudo? ¿Cobro muy caro?

–¿Cuál es la mejor película que ha visto? (esta la agregué de abusador)

El golpe, con Newman y Redford.

 

 @MilagrosSocorro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *