Foto Garcilazo

El cine según… José Pulido

Milagros Socorro.- José Pulido es escritor y periodista venezolano. Novelista, poeta, cronista, entrevistador, articulista. Ha publicado los poemarios: Esto (1971), Paralelo Lelo (1971), Peregrino de vidrieras (2001) Duermevela (2004), entre otros. En narrativa es autor de: Pelo Blanco (novela, 1987); Una mazurkita en La Mayor (novela premio Otero Silva, de Planeta, 1989); Vuelve al lugar que se te ha señalado (cuentos); Los Mágicos (novela, 1999); La canción del ciempiés (novela, 2004), La sal de la tierra (entrevistas, 2004), El bululú de las Ninfas (Novela, 2007), Dudamel, la sinfonía del barrio (Perfil, 2011), El requetemuerto (novela, 2012), Los héroes son villanos tímidos (cuentos 2013)

–¿Qué estrella de cine persiste en su admiración desde su infancia?

–Germán Valdez, Tin Tan, porque cuando veo una de sus viejas películas me río como si fuera nueva. Creo que no lo han valorado todavía. Era más humorista que cómico.

–¿Qué clásico del cine tiene ganada una reputación injusta?

–Danza con Lobos. Una historia edulcorada y superficial, cuyo tema ya había sido mejor desarrollado en el film Pequeño gran hombre, protagonizado por Dustin Hofman.

Titanic, cuya tragedia terrible se convirtió en una historia de amor estilo Hollywood. Bonita, pero el hundimiento del Titanic es algo más complejo. La historia de amor debió ser la punta del iceberg…

Tiburón. Mordidas tremendistas de una máquina en función de taquilla. Es un esquema de amenaza presuntamente indestructible. Esquema que se repite en Terminator y tantos otros filmes similares.

–¿Cuál es la película que ha visto el mayor número de veces?

–Blade Runner. Por su belleza. Es un evangelio con atmósfera hiperrealista. Si cabe la expresión. Es un filme cuya posmodernidad solo es superada en belleza por una novela: Cien años de soledad.

–¿Cuál es el mal actor cuyas interpretaciones usted, sin embargo, disfruta?

–Woody Allen. Como actor es mediocre, pero no me pierdo ninguna de sus películas. Es un director tan genial que saca provecho de su actuación.

–¿Cuál fue la última película cuya proyección abandonó antes de finalizar?

–La única vez que abandoné una película fue cuando por equivocación mi esposa y yo entramos a un cine donde se anunciaba un filme conocido, pero en realidad estaban pasando una película de título falso, algo así como “Mientras más grande mejor” o “Chúpate esa”. Era, por supuesto, una película pornográfica. No tenía ni un poquito de calidad. Demasiado prosaica.

–¿Qué es lo que en verdad no soporta en una película?

–Un mal guión y después de eso las oscuridades continuas y el mal sonido.

–¿Ha copiado alguna vez un modelo de vestido, un peinado, un gesto o una actitud de algún actor?

–De adolescente creo que me peiné como Tony Curtis, pero mis cabellos y yo ni nos acercábamos.

–¿Cuál es la película con la que más ha llorado?

–Con El Campeón, de Franco Zeffirelli. Ni siquiera podía disimular porque mis hijos y su madre lloraban también encima de mí. Solo hay que verla para largarse a llorar.

–¿Cuál es la película que más lo ha hecho reír?

–La fiesta inolvidable, con Peter Sellers. La genialidad de Peter está toda allí. Cada escena es para morirse de la risa, verdaderamente. Predomina la torpeza llevada al extremo pero como si no ocurriera: eso es lo que hizo Sellers en esa película.

–¿Cuál es la peor película que ha visto en su vida?

–No las recuerdo. Son muchas. Por falta de un buen guión, dirección, actuación. La mayoría de las películas que he visto son la peor.

–¿Se ha enamorado alguna vez de un actor o actriz?

–Sigo enamorado de Marilyn. Solo la he traicionado con Petruvska.

–¿Qué parlamento de película suele citar en sus conversaciones?

–La única vez que he citado un parlamento del cine, fue cuando le repetí a un señor que me agarró ojeriza, lo que dijo el incomparable Cantinflas: “¿Nos comportamos como caballeros o como lo que somos?”.

–¿Quiénes son la actriz y el actor que más admira en la actualidad?

–Meryl Streep es la actriz más completa y auténtica que he visto en el cine y en el teatro. Ella está verdaderamente sola, allá arriba. Daniel Day- Lewis es el actor fuera de lote que podría compararse a Meryl.

¿A cuál actor o actriz no le encuentra ningún atractivo… a pesar de que su pareja y/o amigos insisten en que es lo máximo?

–Julia Roberts. Es buena actriz pero no es de un atractivo contundente. Al menos para mí.

–¿Le han propuesto alguna vez que aparezca en una película?

–Por casualidad, aparezco en Macho y Hembra (Mauricio Wallerstein, Ven. 1986). Estaban filmando en la redacción de El Nacional y les faltaba alguien que hiciera el papel de jefe de redacción. Me dijeron y lo hice. Fue una actuación improvisada. Afortunadamente, nunca más me ofrecieron otro papel.

Cuando tenía 18 años escribí un guión que se convirtió en la primera película hecha en el estado Aragua. A lo mejor no fue la primera, pero lo parecía. Me sonrojo al decir que fui el protagonista. La filmó el talentoso fotógrafo ítalo venezolano José Girlando y la dirigió el inimitable periodista, cronista y escritor Oldman Botello, quien en ese momento comenzaba su trayectoria y aún no era inimitable. Todos éramos aficionados, con excepción de Girlando. La película se exhibió en la región brevemente y se guardó para siempre. Quisiera tener una copia para ver cómo era yo a los 18 años. Muchos estudiantes de liceo colaboraron con nosotros. La protagonista era una estudiante bellísima. Nunca la pude besar en esa película porque el director se enamoró de ella y ella de él. Oldman decía “en esta película no hay besos. Sólo saludos desde lejos”. Oldman y ella se casaron. Y siguen casados.

–¿A qué estrella de cine suelen decirle que se parece?

–A ni uno solo. Y menos mal, porque sería uno de esos que hacen de malos o de pendejos.

–Cuando se lleve al cine su vida…

–No creo que hagan una película sobre mi vida nunca jamás. Pero la escena cumbre tendría que ser cuando yo, Brad Pitt, esté a punto de besar a Rachel McAdams y Petra se aparezca diciendo, en su inglés insidioso: “suelta mi almohada… cónchale contigo…”.

–¿Qué película está ligada a su vida?

–El graduado. Me gustó ese modo de contar una historia.

–¿Cuál es la historia que el cine nacional debe filmar cuanto antes?

–El crimen sí paga.

–¿Cuál es la única razón por la que usted no es una estrella de cine?

–Porque jamás me vi en ese camino. Y mi talento histriónico es nulo.

@MilagrosSocorro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *