carlos-monsivais

El cine según… Carlos Monsiváis

Milagros Socorro

¿Cuál es el gran instante del cine mexicano?

-El período entre 1935 y 1955, aproximadamente. Muchas de las películas son francamente infames, las actuaciones principales suelen ser todo menos actuaciones, los melodramas son ridículos y el reaccionarismo y el machismo son abrumadores. Sin embargo, el público está convencido de la verdad esencial de lo que contempla y eso produce una etapa única donde, además, hay presencias extraordinarias (María Félix, Dolores del Río, Jorge Negrete, Pedro Infante, Pedro Armendáriz, Cantinflas, Tin Tan, Joaquín Pardavé, Arturo de Córdova, Fernando Soler, Ninón Sevilla, Sara García), actores de reparto magníficos y melodramas que a fin de cuentas, y por razones involuntarias, son pasmosos.

¿Cuál es la mejor película norteamericana?

-Inevitablemente, Citizen Kane. Es la creación instantánea de un mito, es el deslumbramiento formal, es la fijación de una de las grandes criaturas protagónicas del siglo XX, es Historia, es técnica, es la obra de un joven de 25 años de edad. Es, en todo momento, genial.

¿Qué estrella de cine persiste en su admiración desde su infancia?

-Cary Grant. Es la gracia y la elegancia sin una sola nota de más, es la apostura que no intimida, es el tiempo perfecto de actuación.

¿Qué final de película le gustaría reescribir y qué cambios le introduciría?

JFK, de Oliver Stone. En lugar de la investigación y del descubrimiento del complot sectorial, haría que todos los protagonistas, con excepción de John Kennedy, participaran en la conjura, cuyo fin sería renovar la mitología presidencial en Norteamérica.

¿Cuál es la película con la que más ha llorado? ¿Y cuál, la que más lo ha hecho reír?

Cualquier película de Frank Capra me conmueve hasta las lágrimas, por más veces que la vea, en especial It’s a wonderful life, el film navideño con James Stewart. Y la película que más me ha hecho reír es Misión blanca, un horror franquista de la década de 1950, de unos misioneros que van a convertir el África entero. Al final, rodeados de antropófagos, van a morir y ser devorados (no necesariamente en ese orden), y en ese momento levitan y se van al cielo. Es un prodigio, deberían canonizar el film.

¿Qué película tiene ganada una reputación injusta?

La vida es bella. Es tan mala, chantajista y mal actuada que no me explico por qué no le dieron todos los Oscares. (Recuérdese que Greta Garbo jamás fue premiada y Grace Kelly sí).

¿Cuáles son los malos actores cuyas interpretaciones usted, sin embargo, disfruta?

-Son demasiados. Mi memoria es un museo de malos actores en instantes donde tocan el cielo del fracaso. No me refiero a malos actores irremediables como Robin Williams y Antonio Banderas, sino a malos actores y malas actrices sincerísimos, que creen estar conmoviendo y deslumbrando. Un ejemplo de abismo interpretativo: Tom Cruise.

¿Le han propuesto alguna vez que aparezca en una película?

He aparecido en cerca de diez películas, de extra. Nunca me enteré del asunto, obviamente.

¿Qué secuencia, de película, es su favorita?

La del descubrimiento de la identidad de Algernon en La importancia de llamarse Ernesto, de Anthony Asquith. El encuentro de Edith Evans y Margaret Rutherford, y el modo en que Dame Edith dice: “A handbag?”, me resultan hipnóticos.

¿Qué parlamento de película suele citar en sus conversaciones?

-Son muchísimos. Por ejemplo, el de Lo que el viento se llevó, cuando Vivien Leigh exclama: “With God as my witness, I´ll swear I’ll never be poor again” (Con Dios por testigo, juro que nunca más seré pobre).

¿Qué look de alguna estrella cinematográfica ha intentado imitar?

La expresión de un gran actor cómico mexicano, Germán Valdés Tin Tan cuando en El rey del barrio catan el bolero “Contigo”. Por supuesto, he fracasado pero estoy seguro de que en mi lecho de muerte triunfaré.

¿Cuál es la única razón por la que no es estrella de cine?

-El cerco de envidia de los galanes que amenazaron con intentar actuar en serio si los productores me contrataban. Perdí, y conmigo las generaciones del porvenir.

¿Cuál es la peor película que ha visto en su vida?

Es imposible decidirse por una. Pero si se me conmina diré que La virgen que forjó una patria, una película mexicana con letreros preventivos: “Prepárate lector, que aquí viene un milagro”. Por lo menos, así la recuerdo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *