IVANFEOpor RICARDO GOMEZ-PEREZ

El cine según… Iván Feo

Milagros Socorro.- Iván Feo es cineasta venezolano.Guionista, actor, productor, director de cine y profesor universitario.

Como director, ha hecho dos películas y media: Tosca, la verdadera historia; Ifigenia, la película; y la media: País portátil, junto a Antonio Llerandi.

En otras lides: La empresa perdona un momento de locura (1978), como actor.País portátil (1979), como actor y director. Ifigenia (1986), como guionista y director.Colt Comando 5,56 (1986), como actor.Macu, la mujer del policía (1987), como actor.Tosca, la verdadera historia (2001), como guionista y director.

Coleccionista de béisbol, taurino y operático.

IVANFEOpor RICARDO GOMEZ-PEREZ
Foto de Ricardo Gómez-Pérez

 

–¿Qué estrella de cine persiste en su admiración desde su infancia?

–Randolph Scott, en cualquiera de los western que le dirigió Bud Boetticher. Duro, magro, vaquero de verdad. Nada que ver con Roy Rogers.

–¿Qué clásico del cine tiene ganada una reputación injusta?

–Toda la obra del Indio Fernández con Gabriel Figueroa como fotógrafo. El sumun del amaneramiento y el subdesarrollo. Incluyo aquí a Pedro Armendáriz, Dolores del Río, María Félix y Columba Domínguez (a quienes, fuera de esos filmes, daba gusto verlos).

–¿Cuál es la película que ha visto el mayor número de veces?

West SideStory. 17 veces en salas de cine. La última vez, en el año 82, un miércoles en vespertina en el Teatro Caribe. El viernes siguiente estaba viendo el play en el Minskoff de NY y no salía de mi asombro: la obra de teatro era todavía mejor que la película.

–¿Cuál es el mal actor (o mala actriz) cuyas interpretaciones usted, sin embargo, disfruta?

–Kevin Costner en Danza con lobos: el bolsa perfecto (por cierto, buena película dirigida por el susodicho).

–¿Cuál fue la última película cuya proyección abandonó antes de finalizar?

El hombre elefante, de David Lynch. No resistí. Toomuch para mí. Volví otro día, con arrestos suficientes para verla. Por cierto, una maravilla, una genialidad de Mel Brooks, quien la produjo.

–¿Qué es lo que en verdad no soporta en una película?

–Que me traten como bruto y me lo cuenten todo clarito y en orden como si fuera incapaz de leer metáforas, metonimias o símiles. En fin, me siento maltratado la mayoría del tiempo. Cuando vi HowardsEnd, de James Ivory, estuve tentado de ponerle un email y agradecerle que me hablara así.

–¿Ha copiado alguna vez un modelo de vestido, un peinado, un gesto o una actitud de algún actor o actriz?

–Oh, sí. Me mandé a hacer (con un sastre barato de Los Teques) el flux negro con forro de satén morado y camisa también morada, de “Bernardo” en West SideStory. Mis amigos y yo (ellos con otras combinaciones de forro y camisa) nos trajeamos de los Sharks en más de una fiesta.

–¿Cuál es la película con la que más ha llorado?

Las estaciones de nuestro amor, de FlorestanoVancini. La vi en estreno, con una novia y lloré con la cabeza gacha como por 20 minutos. Me morí de la pena y otro día regresé a ver la película (sin ella, sin mi novia). Yo estaba a punto de dejar la militancia en la Juventud Comunista (clandestina) y la trama me crucificó.

– ¿Cuál es la película que más lo ha hecho reír?

La fiesta inolvidable, con Peter Sellers. Comencé a reírme con los créditos iniciales y no paré durante toda la película. Salí del cine La Castellana y caminé hasta el cine Canaima, en Los Palos Grandes, y seguía riéndome. No podía coger el carrito por puesto para irme a la casa…

–¿Cuál es la peor película que ha visto en su vida?

–Cualquiera de Spielberg. Pero si tengo que escoger estaría entre Color púrpura y El imperio del sol.

–¿Se ha enamorado alguna vez de un actor o actriz?

– De buena parte de los actores y actrices de mis películas. Fuera de ellas, tengo una patología con BernardettePetters.

–¿Qué parlamento de película suele citar en sus conversaciones?

–“Madre, no soy feliz…”. Se lo dice Guido (MarcelloMastroianni) a su mamá en un sueño, de los muchos de 8 y medio, de Fellini.

–¿Quiénes son la actriz y el actor que más admira en la actualidad?

En comedia: Jon Cryer, Johnny Galecki, KaleyCuoco, todos de la TV. En drama y en lo que sea: Michelle  Pfeiffer, Denzel Washington, Robert Downey Jr., John Goodman, Joaquín Phoenix, Cate Blanchett, Nicole Kidman, Audrey Hepburn (quien no morirá). Tienen el don, lo saben, pero además trabajan duro.

–¿A cuál actor o actriz no le encuentra ningún atractivo… a pesar de que su pareja y/o amigos insisten en que es lo máximo?

–Clooney es tan malo como Kevin Costner, pero es el director y productor norteamericano más interesante de hoy día.

–¿Le han propuesto alguna vez que aparezca en una película?

–Trabajé para mis amigos en varias películas. Y me voy a proponer para trabajar en una próxima que voy a hacer.

–¿A qué estrella de cine suelen decirle que se parece?

–Recién, una amiga me dijo que era igualito a un personaje que hace MandyPatinkin en la serie Homeland. Se refería no al físico sino a la actitud. “Es siniestro”, me dijo. “Se te queda viendo y tira flechas…”. Lo vi y algo hay, sí.

–Cuando se lleve al cine su vida, ¿qué genero preferiría? ¿quién le gustaría que la dirigiera? ¿qué actor le gustaría que hiciera su papel? ¿qué actores y actrices quisiera que estuvieran en los otros roles? ¿cómo empezaría la película y cuál sería la escena cumbre?

–Un musical. Que lo dirigiera mi hijo Andrés. Que estuviera protagonizada por Samuel Garnica  y Rebeca Perich (dos maravillas jovencísimas del teatro UCAB). Podría comenzar con un niño que vocea, para vender, suplementos (comiquitas impresas) en la puerta de su casa en San Agustín del Norte, un día de mercado libre en el Nuevo Circo de Caracas. También podría comenzar en un partido de béisbol en el Estadio Universitario: al protagonista se lo lleva la policía después de una pelea…

–¿Qué película está ligada a su vida?

West SideStory y 8 y medio. No puedo escoger.

–¿Cuál es la historia que el cine nacional debe filmar cuanto antes?

–Habrá tiempo para hacer una que nos revele en profundidad: una mezcla de Therewill be blood (Petróleo Sangriento), de Paul Thomas Anderson, y la obra de Ibsen Martínez, Petroleros suicidas.

–¿Cuál es la única razón por la que usted no es una estrella de cine?

–Vivo en Venezuela y no me dediqué a actuar. Seguro es por eso.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *