015

El cine según … Eloísa Maturén @elomat

Milagros Socorro.- Eloísa Maturén es actriz, bailarina y productora venezolana.

Inició su entrenamiento como bailarina clásica a los 6 años en la Escuela Ballet Arte de Caracas, tras 7 años de formación, ingresó a la compañía residente del Teatro Teresa Carreño, el Ballet Nacional de Caracas. Es licenciada en Comunicación Social.

Se desempeñó como productora ejecutiva de los documentales Dudamel. El sonido de los niños, del director Alberto Arvelo, y Don Armando, ópera prima de Jonathan Reverón.

En 2012 incursionó en la actuación para cine con la dirección de Fina Torres en su más reciente película Liz en Septiembre.

–¿Qué estrella de cine persiste en su admiración desde su infancia?

–Chus Lampreave, Diane Keaton, Luigi Sciamanna, Tom Hanks.

–¿Qué clásico del cine tiene ganada una reputación injusta?

Rocky, catalogada por muchos como una mala película, creo que representa a toda una generación y no hay quien no se haya sentido como Rocky alguna vez, entrenando, con música de fondo incluida o golpeado (moralmente) a punto del desmayo al final de una pelea.

–¿Cuál es la película que ha visto el mayor número de veces?

Cinema Paradiso, Moulin Rouge y Los Tres Caballeros (mi hijo Martín la adora y la vemosunastres veces a la semana).

–¿Cuál es el mal actor (o mala actriz) cuyas interpretaciones usted, sin embargo, disfruta?

–A veces me pongo a ver las novelas mexicanas de los 80 y 90, sobretodo escenas con los actores en roles de villanos irredentos. Sus interpretaciones por exageradas, son muy divertidas.

–¿Cuál fue la última película cuya proyección abandonó antes de finalizar?

–Nunca me voy de una película sin terminar, por mala que sea trato de buscar algo que la reivindique. Me quedo hasta el final, siento que es una forma de mostrar respeto por el trabajo que, buena o mala, implica hacer una película. La única vez que me he salido del cine era porque me estaba muriendo de frío.

–¿Qué es lo que en verdad no soporta en una película?

–Hay días en los que simplemente no puedo ver películas de acción desbordada.

–¿Ha copiado alguna vez un modelo de vestido, un peinado, un gesto o una actitud de algún actor o actriz?

–Hace poco vi Philomena, con JudiDench, que me dejó impactada su maestría: con solo una mirada o un parpadeo establece el estado de ánimo de toda una secuencia. Desde entonces, la he visto muchas veces como ejercicio actoral.

–¿Cuál es la película con la que más ha llorado?

The Green Mile, La Vida es Bella, Neverlet me go, El extraño caso de BenjaminButton.

–¿Cuál es la película que más lo ha hecho reír?

Balas sobre Broadway, Mujeres al borde de un ataque de nervios, Blue Jasmine.

–¿Cuál es la peor película que ha visto en su vida?

–Tengo mala memoria, cosa que resulta una virtud porque se me olvidan las cosas malas.

–¿Se ha enamorado alguna vez de un actor o actriz?

–¡Por supuesto! Muchas veces. Cuando era niña me enamoré de RhettButtler el personaje que Clark Gable bordó para “Lo que el viento se llevó”, luego me enamoré del “Han Solo” de Harrison Ford. Y así, a medida que pasa el tiempo, se van sumando fetiches con algún actor. Ahora mismo estoy en la estación HughJackman y RyanGosling.

–¿Qué parlamento de película suele citar en sus conversaciones?

–Siempre cito el parlamento final de ScarlettO’Hara en Lo que el viento se llevó: “Tara, casa, me voy a casa. Y ya pensaré alguna forma de recuperarlo. Después de todo… mañana será otro día”. Aplica para las más variadas ocasiones.

–¿Quiénes son la actriz y el actor que más admira en la actualidad?

–Me gusta mucho Cate Blanchett. Desde que la vi en Elizabeth, hace ya muchos años, he seguido su carrera, sus actuaciones siempre son sorprendentes, sutiles y llenas de matices. Actor, Edgar Ramírez. Lo que Edgar ha logrado en Hollywood no ha sido valorado en su justa magnitud: ser un actor latino y abrirse paso en esta industria sin ser encerrado en el cliché del traficante o el chulo es muy difícil. Edgar lo ha logrado con una elegancia y una sencillez maravillosa, un ejemplo a seguir para todos.

–¿A cuál actor o actriz no le encuentra ningún atractivo… a pesar de que su pareja y/o amigos insisten en que es lo máximo?

–Pasé muchísimo tiempo sin entender por qué a la gente le gustaba Will Ferrer. No encuentro llamativo el humor de la mayoría de sus películas. Me daba piquiña solo verlo aparecer en pantalla. Hasta que un día lo vi junto a Emma Thompson en Strangerthanfiction, y entendí que es un gran actor, mi problema no es Ferrer, son sus películas.

–¿Le han propuesto alguna vez que aparezca en una película?

–Me lo propusieron y la hice. Esa propuesta me cambió la vida. Patricia Velásquez me invitó a una cena, una mesa enorme donde conocía a muy pocos, la providencia me sentó al lado de Fina Torres y entre bocados me contó de su más reciente película, hacia el final de la velada comentó divertida que yo sería perfecta para interpretar a Eva, el personaje que estaba buscando para su film; y me animó a hacer el casting. Yo, sin pensarlo, dije que sí y al llegar a casa me di cuenta que me disponía a lanzarme desde la cima del Salto Ángel sin paracaídas. El resultado de ese vuelo es Liz en Septiembre.

–¿A qué estrella de cine suelen decirle que se parece?

–A Lilly Colins, Jennifer Conelly y a veces me han dicho que me parezco a Amy Adams.

–Cuando se lleve al cine su vida…

–¿Puedo soñar y ser muy atrevida? Me gustaría que fuera una película de Juan José Campanella, que Emma Watson aprenda castellano y sea Eloísa. La película empieza, sin duda, el primer día que bailé en la Ríos Reyna a los 10 años y la escena cumbre todavía la estoy escribiendo.

–¿Qué película está ligada a su vida?

–Muchas, creo que podría recordar momentos clave de mi vida a través de las películas que me han acompañado, el cine ha sido siempre parte fundamental. Pero si tuviera que citar solo una diría Diarios de motocicleta, de Walter Salles. Cuando vi esa película yo vivía en Londres, estaba convencida de que quería vivir y explorar el viejo mundo, ya había vivido en Madrid y, la verdad, me encontraba muy a gusto viviendo en Inglaterra. Pero vi esa película y el viaje de aquellos dos motorizados por el continente me inspiró, salí del cine y tomé una decisión: quiero volver mi país. A los dos meses estaba en Venezuela.

–¿Cuál es la historia que el cine nacional debe filmar cuanto antes?

–Una roadmovie de mujeres, al mejor estilo Thelma y Louise.

–¿Cuál es la única razón por la que usted no es una estrella de cine?

–Todo a su debido tiempo, tendré que hacer un reality show o un sex tape.

@MilagrosSocorro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *